Sentimientos, emociones y productividad

Inteligencia emocional, consejos

El diseño biológico que rige nuestras emociones no lleva cinco ni cincuenta generaciones evolucionando; se trata de un sistema que está presente en nosotros desde hace más de cuarenta mil generaciones y que ha contribuido a nuestra supervivencia como especie. Por ello, no hay que sorprenderse si en muchas ocasiones, frente a los complejos retos que nos presenta el mundo contemporáneo, respondamos instintivamente con recursos emocionales adaptados a las necesidades primitivas.

La inteligencia emocional es más que la capacidad de una persona de sonreír todo el tiempo: es la actitud que tenemos en nuestra vida diaria, y que nos permite afrontar los retos, las oportunidades y los problemas que se nos presentan.

Las personas emocionalmente inteligentes saben manejar sus emociones para su beneficio, y no dejan que éstas las dominen.

La principal ventaja de ser una persona emocionalmente inteligente es saber manejar tus emociones para tu propio beneficio y no dejar que te controlen.

Es por eso que esta ocasión te mostramos 5 consejos para desarrollar tu inteligencia emocional:

automotivación

Automotivación

Las personas emocionalmente inteligentes son conocidas por sacar fuerza y voluntad para lograr sus objetivos, incluso en las peores adversidades. La autoevaluación es importante para poder mantener la fortaleza y cumplir los objetivos.

Conócete

Detente a pensar por un momento y analiza tu comportamiento frente a diferentes situaciones. Saber cómo reaccionas frente a las diferentes circunstancias es la clave para conocerte a ti mismo.

autoconocimiento
equilibrio emocional

Equilibrio emocional

Las personas emocionalmente inteligentes se distinguen del resto por tener una capacidad de pensar antes de actuar, es decir no son personas impulsivas. No dejes que las emociones te sobrepasen.

Empatía

Es saber ponerse en el lugar de otra persona, sentir lo que el otro está sintiendo y entender por lo que está atravesando.

empatía

Sé feliz

Está comprobado que una persona feliz transmite bienestar y energía positiva a todo su entorno, lo que se puede traducir en un ambiente pacífico.

La inteligencia emocional no es algo que se pueda cambiar de la noche a la mañana, es un proceso que puede llevar tiempo solo se necesita constancia y mentalidad positiva.

Icons made by Smashicons from www.flaticon.com is licensed by CC 3.0 BY

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *