Hemos explorado los cambios en nuestro país a través de la educación desde principios del siglo XX hasta nuestros días, pudimos descubrir cómo se ha incrementado la complejidad del sistema educativo añadiendo cada vez más niveles con la intención de elevar la calidad y los estándares en comparativa con otros países y así formar mexicanos competitivos y con iniciativa.

No es fácil por la compleja red cultural que hay en México, somos muchas las comunidades que compartimos este territorio pero tenemos una historia e ideas distintas, sin embargo trabajamos cada día en crecer como sociedad. En este sentido, ¿cuál es la perspectiva hacia el futuro que nos dan las tendencias actuales?

La educacion de futuro

No es sencillo acertar en un pronóstico pues cada año, cada generación y cada nuevo ciclo de gobierno aportan cada vez más ideas y desarrollan programas que terminan afectando a toda la nación. Debemos revalorar el papel de la educación pues es la oportunidad de fortalecernos como humanos y prepararnos como las personas que deseamos ser y que nuestra nación necesita.

No hablemos de la escuela, ni de los docentes o estudiantes, hablemos del proceso de aprendizaje y cómo nos imaginamos que será en el futuro, en un mundo ideal donde cada ciudadano sea un alumno que esté en permanente desarrollo.

El aprendizaje en el México del futuro

Imaginemos que un día conocemos a alguien que viene del futuro, esta persona es excelente, tiene buenos hábitos por lo que mantiene buena salud, entabla conversaciones amenas e interesantes, trata a todos con respeto pero es dinámico y se gana la confianza de los demás.
Entonces nos preguntamos ¿qué tipo o modo de educación puede formar a una persona así?

Integración del hogar y el colegio

Mercados emergentes

Y entonces entendemos algo fundamental, no podemos dividir nuestras vidas en ámbitos totalmente independientes, el hogar y nuestros círculos sociales, la educación y el trabajo no son partes que podamos separar, sino que se integran en nosotros mismo para hacernos ser quienes somos.
El visitante del futuro nos describe cómo es que las secuencias ya no están limitadas al aula escolar pues este espacio ya no un sitio para aprender sino que es para convivir y compartir experiencias desarrollando así aprendizajes significativos, las actividades involucran a los padres y otros familiares quienes participan activamente en el desarrollo de las secuencias didácticas en guía del profesor y la tecnología.

La tecnología como elemento vital

personalización

Descubrimos algo más, algo que ya podemos entender desde ahora sin esperar al futuro: la tecnología está en todos los sitios con muchas funcionalidades simples y complejas, el pedir que los alumnos hagan trabajos e investigaciones por medio de las computadoras y el internet no es suficiente.
En el futuro se hará un uso completo de los medios tecnológicos para aprender, esta es una de las características que permitirá que las secuencias didácticas salgan del colegio para ocupar un sitio en todo lugar. El visitante se acostumbró a aprender con apps divertidas diseñadas para cada nivel educativo que se integran con el Internet de las Cosas y le dan una retroalimentación instantánea, también aprendió desde pequeño a usar las herramientas colaborativas y a usar los dispositivos para poder administrar su tiempo y sus actividades.

Más habilidades y menos conceptos

Precios competitivos

Diversos ideales de la educación la colocan sobre tres pilares capaces de formar un ciudadano íntegro, digno y activo, capaz de desarrollarse de manera plena:

equilibrio emocional

Saber conocer

autoconocimiento

Saber ser

automotivación

Saber hacer

Pero me pregunto si los alumnos de hoy en día realmente saben aprender, si sabrán investigar y asimilar la información o cómo presentarla y enseñarla a otros. ¿Sabrán cómo desarrollar habilidades? ¿Habrán identificado que la perseverancia y la asertividad representan los escalones del éxito?

En el futuro siguen existiendo estos pilares, pero no para saber conocer todo de principio a fin, sino que los ciudadanos sabrán cómo adquirir los conocimientos y habilidades para retos específicos, no se dará por sentado que alguien sabe todo o no sabe absolutamente nada, sino que todos tendrán la capacidad administrar la información y darle uso, eso le dará autoeficacia ¿Sabes que es la autoeficacia?. Esto nos lleva directamente al siguiente punto y al papel de los profesores en el proceso educativo.

Añade aquí tu texto de cabecera

Alto control de calidad

En cada grupo hay personas con distintos intereses y distintos modos de vida, pero la salud es un factor que se debe de perseguir por cada uno de nosotros desarrollando hábitos que sean realmente saludables de descanso, ejercicio, alimentación y con relaciones interpersonales fuertes y profundas ¿Cómo se lleva esto al campo de la educación?

El visitante del futuro dice que los hábitos de ejercicio y alimentación no se forman en el colegio, sino que en este sentido el papel de los tutores y docentes se invierte, pero igualmente por la guía de los profesores ¿qué significa esto? Que en los hogares se construyen éstos hábitos positivos y en el colegio se refuerzan, no al revés. El docente ya no se preocupa por que los alumnos adquieran conocimientos, sino que se especializan en desarrollar hábitos saludables de aprendizaje, convivencia y bienestar. La información está disponible desde los dispositivos.

La atención que cada alumno necesita

Sorprender al cliente

En una comunidad cada vez más numerosa es fácil pasar desapercibidos, pero esto es un reto a combatir en la educación, actualmente las aulas tienen más y más alumnos, en el futuro hay una estructura clara que permite formar grupos escolares adecuados, en los primeros ciclos las aulas no tienen más de 10 estudiantes, porque es en ese momentos cuando más atención necesitan, y a medida que adquieren más edad y escalan en los grados académicos los grupos se amplían, pero no hay ninguno que supere los 30 integrantes.

¿Y cómo es el mobiliario? Por supuesto que es más que suficiente, las aulas son lugares con un control completo del entorno, con colores especialmente seleccionados, sillas cómodas y material didáctico suficiente y, sobre todo, con un contacto permanente con el medio a través de actividades que llevan a los alumnos al mundo real.

El viajero se dispone a partir y a regresar al futuro, a un momento en que México vive una etapa de crecimiento y de armonía social, nos deja con la duda de qué año ha venido pero nos contagia de su ánimo jovial y enérgico, y nos invita a trabajar en la construcción de ese futuro porque, y nos dice con seriedad, somos nosotros y lo que hagamos en este momentos lo que le permita llegar a esa realidad.

No sé, pero quizá algún día volvamos a vernos otra vez, sin que nadie necesite viajar en el tiempo.

Otros artículos con temas similares

Hemos explorado la educación desde principios del siglo XX y hemos llegado hasta el futuro, te invitamos a leer las siguientes entradas:

Hace casi dos años, cuando rediseñamos nuestra página web, el primer artículo compartido nos invitaba a reflexionar acerca del futuro de la educación. Si te gustaría conocer este primer artículo puedes hacer a través del siguiente vínculo: Las escuelas del futuro.

Icons made by Freepik from www.flaticon.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *