Las escuelas del futuro

Las escuelas de todo el mundo tendrán grandes modificaciones de aquí al año 2030 debido en gran parte a la revolución tecnológica.

El cambio en las escuelas es inminente...

...y se viene dando año tras año.

En mi punto de vista algunos de los puntos principales que cambiaran son:

Serán más premiadas las habilidades que el saber académico.

El internet será la principal fuente de información.

Las clases donde el maestro solamente se dedica a impartir su catedra a los alumnos desaparecerá; el profesor se convertirá en guía del alumno.

El inglés pasará a ser la lengua mayoritaria.

Ahora las clases serán más personalizadas, permanentes y más caras.

Los salones se convertirán en “Entornos Interactivos”, que cambiarán radicalmente las formas tradicionales de aprendizaje, así como la forma de enseñanza de maestros y padres de familia.

En las escuelas del futuro...

…las clases como las conocemos dejaran de existir. El profesor no solo transmitirá sus conocimientos sino que su función principal será guiar al alumno a tener su propio proceso de aprendizaje.

Las clases serán personalizadas a la medida de cada estudiante y se valorarán sus habilidades personales y prácticas más que los contenidos académicos, tendrán que encontrar formas de compartir sus recursos entre tecnología y maestros. Los maestros deberán ser completamente literatos en tecnología. Los libros de texto desaparecerán. Los maestros y estudiantes fabricarán sus propios e-books (Esto ya existe en muchas escuelas alrededor del mundo). 

idea
Pocos piensan que las escuelas desaparecerán pero casi todo el mundo espera una 2ª  y 3 ª generación tecnológica escolar. Los padres, cada día más educados, con hijos, cada día más distraídos en multitasking, tendrán un papel mucho más activo en la educación escolar de sus hijos con la ayuda de los artilugios. En ese entorno los estudiantes irán a las escuelas más para la motivación, socialización y orientación que para la aburrida tarea de sentarse a escuchar, hora tras hora, a maestros que tienen menos información que la Red.

Existe, aquí, una enorme oportunidad para el rediseño radical de escuelas y la reinvención de la carrera docente. De maestros repetidores a maestros motivadores y creativos.

unión
Las universidades ofrecerán educación integrada en el mejor de los casos, y tendrán un inmenso menú de cursos disponibles para los estudiantes y profesores. Certificados de temas y niveles de conocimiento y habilidad, con un modelo matricial, reemplazarán a los títulos o diplomas, algo así como un supermercado con suministro permanentemente.
La educación básica, desde preescolar hasta preparatoria, estará más enfocada a las habilidades que a los conocimientos, pero ambos estarán disponibles bajo demanda. Planes escolares y universitarios personalizados será el nombre del juego.
 
Las bibliotecas como hoy las conocemos desaparecerán. De hecho, existen algunas bibliotecas sin libros, como la de la flamante escuela de negocios de la Universidad de Stanford y bibliotecas pensadas para el encuentro y aprendizaje social. El silencio de las bibliotecas tendrá que compartir espacios con los lugares para conversar con café en mano.
La disposición y funcionalidad de las TIC (Tecnologías de Información y Comunicación) en las escuelas serán cruciales, pero seguirán a los maestros y al mercado y no a las decisiones de escritorio de los funcionarios públicos. Los espacios deportivos, estudios de arte, música y talleres de todo tipo crecerán con versiones innovadoras sin límite.

En mi opinión estas ideas no suenan tan descabelladas y estamos muy cerca de llegar a eso. Pero la pregunta es ¿Estamos preparados para recibir el cambio generacional y tecnológico en las escuelas?

Icons made by Freepik from www.flaticon.com is licensed by CC 3.0 BY

1 Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *