Cada día está lleno de oportunidades.

A cada momento nos enfrentamos con la oportunidad de tomar decisiones que afectan tanto a nosotros mismos como a los demás, y aún más si tenemos bajo nuestra responsabilidad a otros (como en el caso de los profesores o los administrativos de las empresas). Cada momento es una oportunidad para construir el mejor futuro para todos.

Nuestras decisiones pueden ser personales o profesionales. Como individuos debemos reconocernos a nosotros mismos para guiar nuestras acciones; en el ámbito empresarial (cualquier organización puede ser considerada una empresa, una escuela lo es), no podemos tomar elecciones siguiendo corazonadas, cada decisión deben asentarse en las metas y la cultura organizacional.

Navegue por el contenido de la semana:

Con nuestras decisiones de hoy estamos construyendo el futuro.
No perdamos ni un momento, el futuro siempre está a un paso de distancia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *